lunes, 3 de noviembre de 2014

LAS VELAS Y SUS COLORES

 

 
Las velas solían ser una necesidad para iluminar parte de la noche. Actualmente, han llegado a convertirse en objeto de lujo en muchos hogares. Los magos populares usan velas como puntos focales para el poder, así como también para la energía mágica adicional que proviene de sus colores y de sus llamas.

Las velas de formas específicas son encendidas durante los rituales, con la forma correspondiente al objetivo mágico que se necesite. Sin embargo, de una manera más frecuente, la vela es una simple cerilla, así como lo es el  color —no la forma— lo importante durante los rituales de magia popular.
 

Los colores tienen efectos fuertes en nuestras mentes inconscientes así como en nuestros cuerpos. Esto está siendo aceptado actualmente por psicólogos quienes han adelantado pioneros estudios relacionados con esta área.

Las paredes de una prisión están pintadas de color rosado para calmar a prisioneros violentos. Los cuartos de un hospital están pintados de suaves matices de azul o verde para estimular la curación y minimizar el trauma una cirugía. El rojo es usado en publicidad y en empaques para llamar la atención, así como también en las advertencias o, simplemente para las señales de stop y en luces intermitentes de emergencia.

Los magos populares, sabiendo que el color tiene efectos tanto mágicos como psicológicos, seleccionan velas de color que estén en armonía con su necesidad mágica.
 

Aquí tenemos una lista con los significados de cada color:

- Blanco. Purificación, protección, paz.


- Rojo. Protección, fuerza, salud, valor, exorcismo, pasión.

- Negro. Negación, para absorción  de negatividad.

- Azul. Curación, conocimiento, paciencia, felicidad

- Verde. Finanzas, dinero, fertilidad, abundancia, empleo.

- Amarillo. dinero, Inteligencia, teorización, adivinación.

- Café. Curación (de animales), hogar, vivienda.

- Rosado. Amor y amistad.

- Naranja. Adaptabilidad, fortuna, estimulación, atracción

- Púrpura. Poder, curación (de grave enfermedad), espiritualidad, meditación.
 

Las velas son frotadas con aceites fragantes y se rodean con cristales. Las hierbas también se pueden colocar alrededor de sus bases o dispersadas sobre el área de trabajo.

Diversos símbolos pueden ser marcados sobre sus superficies.
 

Las cerillas pueden ser colocadas formando determinados  modelos o si no en candelabros especiales.

A medida que la vela se va quemando, el mago popular  visualiza su necesidad. La llama dirige el poder personal, tanto como lo hacen también los objetos que están colocados a su alrededor.

Al contrario de lo que aparece en las antiguas historias de terror, las velas no se queman al revés. Tampoco están hechas de sebo humano. Todas esas cosas son sólo mentiras esparcidas por los no practicantes como parte de la interminable guerra entre la religión ortodoxa y la magia popular.

Las velas son usadas como instrumentos mágicos. Sus fuertes efectos sobre la mente consiente pueden ser fácilmente demostrados. Simplemente compre una vela blanca; luego mientras esté solo en la oscuridad o en un cuarto completamente oscuro, colóquela en un candelabro y encienda su mecha. Mientras el fósforo centellea y enciende la mecha, ubíquese inclinado ante ella. Tranquilice su mente por completo y mire como lentamente la llama derrite la cera.
 
 
Respire suave y lentamente, mirando fijamente la vela como si fuera un místico dentro de una esfera de cristal.

Asumiendo que usted no va a ser interrumpido, probablemente se encontrará a sí mismo en un estado mental ligeramente diferente. También se sentirá más relajado, menos estresado y en paz.

Cuando usted encienda la luz, esta sensación puede desvanecerse como lo hace la oscuridad en el amanecer.
 

En estos momentos habrá experimentado uno de los más poderosos efectos de las velas: su habilidad para alterar nuestras mentes conscientes. Las velas nos permiten alejarnos del mundo tecnológico y sentirnos en armonía con los tiempos antiguos, cuando el fuego creado por el hombre era la última herramienta de la tecnología —en una época en la cual la magia era tan real como lo es el nacer y el morir—.

Esto no es magia propiamente dicha, pero sí la preparación para la misma. Aunque las velas contienen energías (relacionadas con el color), son, por encima de todo, instrumentos que facilitan cambios consientes. Además también sirven como puntos de enfoque para el poder personal y natural. Los magos populares han usado las velas (de la misma manera que lo hicieron sus antecesores con las antorchas y las lámparas de aceite) durante milenios.
 
 
 
La forma más fácil de ritual que puede ser considerada como una parte de la magia popular (al contrario de lo que es la magia exclusivamente mental), podría consistir en encender las velas de colores apropiadas, despertando así el poder personal, programándolo con los objetivos deseados, luego liberándolo y dirigiéndolo a la llama de la vela. Todo esto se hace mientras se visualiza la necesidad requerida.

Es posible que esta sea la razón por la cual las velas se encienden en millones de hechizos todos los días alrededor del mundo.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...